««.

Con la llegada de la pandemia y la necesidad de cambios y rápida adaptación, algunas organizaciones se han dado cuenta de que no estaban preparadas para innovar.

La innovación es algo clave para seguir siendo una empresa competitiva a largo plazo o para abordar cambios tan necesarios como la transformación digital. Disponer de un equipo preparado e innovador, con una cultura de la innovación arraigada, es la clave para seguir avanzando en esta dirección.

Las empresas están formadas por personas, es por ello que las personas siempre serán las impulsoras del cambio y por este motivo es tan importante promover la innovación en las empresas.

Algunas ideas para fomentar la cultura de la innovación dentro de la empresa

 

Equipos multidisciplinares

Contar con distintos perfiles en los equipos es recomendable para la innovación. Con perfiles diferentes nos referimos a personas con distinta formación, expertise, aptitudes e incluso distintas culturas y géneros. Cuanto más ricas sean las diferencias en el equipo, mayor será la riqueza de las ideas. Basar los equipos en la diversidad potencia una mentalidad más abierta y las compañías pueden beneficiarse de los distintos puntos de vista que se generen.

Visión y liderazgo

Es importante que los líderes de la empresa tengan la innovación en el ADN. De esta forma, podrán marcar un camino adecuado para generar climas creativos donde pueda existir una constancia en la generación de ideas. La dirección marcada por el liderazgo es clave para fomentar la cultura empresarial, y que los líderes prioricen la innovación y los transmitan al resto del equipo es fundamental para conseguir una empresa innovadora..

Crear espacios creativos

En muchas ocasiones las empresas no tienen los espacios adecuados para innovar, tanto físicos como mentales. No se trata de ser Google, sino simplemente de brindarles a los trabajadores la oportunidad de poner dedicar tiempo, recursos o esfuerzo en generar ideas, que exista un espacio para ellos donde puedan ser creativos, y que se premien estas conductas.

Premiar las ideas

Hay que proteger aquellas conductas que están alineadas con la cultura de la innovación que queremos conseguir. Por ello, para potenciar la confianza de los trabajadores a aportar nuevas ideas, es importante que puedan sentirse recompensados cuando las aportan, o cuando fomentan actitudes que van en línea con los valores de la compañía.

Innovación abierta “open innovation”

La idea de la innovación abierta funciona tanto para pequeñas empresas como grandes corporaciones. La idea de contar con un equipo externo que pueda participar en procesos innovadores aporta no solo distintos enfoques, sino también agilidad, flexibilidad y talento.

Ofrecer las herramientas adecuadas

Los empleados deben tener a su disposición herramientas y técnicas para seguir fomentando la cultura innovadora. Talleres de design thinking, tableros (físicos o virtuales) o dinámicas de creatividad, pueden ser excelentes ejemplos para poner en práctica este punto.