La apuesta por la redes sociales parece que es una ley universal que nos han hecho tatuarnos a todos en la piel. “Si no estás dentro, te quedas fuera”. Empresas de todos los tamaños se lanzan a la aventura del social media.

Después de un tiempo con las redes sociales activas, descubres que no está dando los resultados que esperabas. Te hacen perder tiempo en gestionarlas y, en cambio, no sientes que te estén aportando demasiado. ¿Te identificas?

A estas alturas seguro que te preguntas… ¿Por qué estar en redes sociales no me sirve de nada?

Vamos a exponerte 5 de los errores más típicos que encontramos cuando las empresas gestionan sus redes sociales. ¡Toma nota!

Tener un perfil incompleto

Parece obvio, pero hay muchas empresas que tiene una página incompleta: no han completado su información, su biografía, o ni siquiera tienen una foto de perfil adecuada y profesional. Esto debería ser el primer punto a revisar y fundamental para seguir una estrategia.

Lo que nos lleva a…

No tener estrategia

Normalmente, las redes sociales quedan en un segundo plano (o tercero o cuarto o quinto), y son gestionadas por una persona que no está cualificada para ello, o tiene pocos conocimientos al respecto. No siguen una estrategia clara; “están porque tienen que estar”.

Esto se traduce en: publicar el mismo contenido en todas las plataformas en lugar de un contenido adecuado a cada plataforma y su público, realizar demasiadas publicaciones, o demasiado pocas, tener un tono poco profesional que le resta seriedad al negocio, errores ortográficos no deseados… y un largo etcétera.

Comunicarte de forma unilateral

Muchas empresas tienden a olvidar que el 50% de “social media” es SOCIAL. Se trata de mantener un diálogo con la comunidad, que se establezca una comunicación bidireccional. No contestar a los mensajes, o no generar una conversación son errores típicos que las compañías cometen. Y graves, porque hay mucha información que puedes conocer de tu cliente fijándote en sus interacciones con tus publicaciones.

Egocentrismo

¿Sólo hablas de ti en tus redes sociales? Spoiler: a tu usuario no sólo le importa tu producto y tu publicidad. El hecho de utilizar las redes sociales solo para hacer auto-publicidad, aporta poco valor a tu usuario. Seguro que hay otras cosas que le gustan y están relacionadas con tu servicio, que no te dé miedo compartir contenido de otros medios. Si únicamente utilizas tus redes sociales como medio de autopromoción acabarás cansando a tus seguidores.

Querer estar en todas

A menudo las empresas confunden visibilidad con querer estar en todas partes, y por querer estar en todas partes acaban por no estar bien en ninguna. Escoge las plataformas que sean adecuadas para tu público. A lo mejor tu cliente no está en Snapchat, pero sí en Facebook. No tiene sentido mantener redes sociales en las que no está tu cliente: eso sólo supondrá una pérdida de tiempo y recursos que podrías estar utilizando en ser relevante en las redes sociales que son relevantes para tu público objetivo.

¿Has cometido alguno de estos errores? ¿Se te ocurren más errores que cometen las empresas en las redes sociales? ¡Te leemos!